Mi Blog

El Tren de Aragua es considerada una mega banda cuya existencia ha sido ampliamente denunciada. La única explicación para que se haya mantenido y consolidado, es su asociación con el régimen que la ha utilizado para operaciones sucias que le interesan a la dictadura, como esas que Iris Varela tiene en mente.

La banda criminal ha cometido secuestros, extorsiones, homicidios, robo y hurto de vehículos en por lo menos seis estados del país. Comenzó en la zona central pero ha extendido sus actividades a la minería en el estado Bolívar y al tráfico de drogas en estados fronterizos.

Nos atormenta en esta tragedia, tener que asumir que hay venezolanos capaces de infligir los dolores más atroces a un compatriota indefenso. Porque esa es una realidad: no solo los cubanos torturan; también lo hacen monstruos venezolanos. Tenemos nuestra propia cosecha de asesinos en serie. Algunos lo hacen por obediencia, otros por placer. Son enfermos de poder.

Ya los especialistas tratarán de explicar qué nos ha pasado como sociedad. Porque tenemos mucho que revisarnos como país.

La celebración de los 198 años de la Batalla de Carabobo se deformó en morisqueta, en un evento clandestino que evitó la masa militar y se ocultó del cielo abierto. Con la excusa de esperar el amanecer, Maduro sorprendió hasta a una parte del alto mando.

La celebración sin precedentes resultó en una mescolanza en la que es posible que hubiese más cubanos que venezolanos. Fue una breve puesta en escena que dejó a un lado el tradicional momento de las condecoraciones y se olvidó de la parada militar.

En Venezuela la verdad queda sometida a la arbitrariedad de las redes donde entre otras funciones, todos se sienten periodistas (también presidentes) y por lo tanto construyen su propia verdad, la de su gusto, la de su necesidad, sin considerar que al no tener las herramientas para valorar una noticia, están expuestos a poderosos gobiernos o sectores interesados varios, que enturbian la realidad, que manipulan hechos con objetivos casados con sus intereses. La existencia de los troles con mensajes dirigidos a la comunidad en línea ha sido suficientemente probado. Venezuela no escapa a ello.

¿Quién podría asegurar que Maduro no es un enemigo común para muchos? Cuba debe haber pensado en el sustituto ideal, en el traspaso de poder hacia un amigo que no altere la sumisión venezolana. Eso es mejor que perderlo todo. El amigo pudo haber sido Padrino López pero el 30A quedó rayado. ¿Y entonces? Allí está Diosdado, el que odia a los comunistas, el socio de empresarios, el de la derecha endógena. Pero también, el que todavía resiste las tentaciones de Estados Unidos. Podría ser el hombre y él aspira a serlo.

El trato de la dictadura a estos venezolanos es similar al que Maduro aplica al resto del país. La imagen simboliza con rudeza al pueblo venezolano. Sobre cartones deshechos sus cuerpos se van secando entre la pasividad y la ausencia de alimentos; algunos apelan a la basura para encontrar energía. Lo peor de esta dramática circunstancia es escucharlos invocar al bocazas de Hugo Chávez, a quien salvan de la responsabilidad de esta tragedia.

Con los 6.8 millones de euros aprobados para producir subametralladoras Caribe calibre 9.19mm y los 50 millones de euros destinados a elaborar uniformes militares, se podrían realizar 227 trasplantes de médula ósea en Europa donde el costo oscila entre 175 mil y 250 mil euros.

Las mentiras del régimen son fácilmente desmontables con la realidad pero la hegemonía comunicacional que censura y distorsiona la verdad exige insistir mucho en el tema.

Es probable que el vicecanciller Merlo se convierta en un activo difusor del drama venezolano. De sus declaraciones podríamos inferir que considera que la inteligencia de Maduro está por debajo de lo normal y que funciona para algunas cosas porque alguien le da órdenes y lo manipula. Es muy probable que en su imposibilidad de discernir no reconozca la esencia de las cosas, que sea incapaz de comprender que hay seres semejantes con cualidades específicas como las que tienen las personas y los animales, por ejemplo.