Venezuela está lejos de la resignación  

La protesta ha sido más contundente en la provincia, en los pueblos castigados sin piedad, privados de agua y electricidad durante más de un mes, cuyos habitantes desde hace semanas se trasladan en burros y caballos por falta de combustible, viendo a los suyos morir afectados de COVID-19 –sin siquiera haber sido examinados– y llorando junto a sus cuerpos mientras se pudren en las casas porque no tienen cómo trasladarlos.   Leer  más 

 

 

Últimos Post
En mi blog y de mis colaboradores

Mis Tweets
¡Mantente actualizado!

Refresh
Refreshing...

Boletín Informativo
Suscríbete

Actividades de tu interés

Bajo la Sotana
Léelo gratis aquí

Bajo La Sotona ebook