22 Feb
Rocío San Miguel es ética y dignidad
Visto 107 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Un preciso retrato de la decadencia, de la perversión expuesta por una dictadura, lo constituye el caso de la abogada defensora de los derechos humanos Rocío San Miguel. La aberración del régimen y la exhibición de su totalitarismo quedan tan claramente dibujados en este proceso, que vale la pena evaluar por qué Miraflores ataca de una manera tan burda. ¿Es una demostración de fuerza, ya no de cara a lo interno, sino frente a las instituciones extranjeras que imparten justicia? ¿Es una manera de retar a aquellos gobiernos que le han cortado a Nicolás Maduro la extensión de la cabuya y que lo observan con lupa so pena de castigos severos que debiliten su control del poder? ¿Es una respuesta al apoyo a María Corina? ¿Otra expresión de odio hacia una mujer?

Una nueva chapuza ha construido Tarek William Saab cuyo certificado de ignorancia penal es harto conocido. “De lo único que él sabe es de cosmética”, precisa un subordinado que destaca que el narcisismo del fiscal general del régimen ya ha cobrado visos preocupantes.

 

Tarek oculta una inseguridad que los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez han alimentado para angustiarlo. Se trata del vencimiento del período de quienes han estado en los cargos del Poder Ciudadano entre los que se incluye la fiscalía general de la República, lo cual lo dejaría fuera, si el plan de los Rodríguez de colocar a Larry Devoe en su lugar, se materializa

Más que por el cargo, Tarek suplica por la exposición, por la publicidad, por todo lo que satisfaga su ego. Queda claro entonces que está dispuesto a todo y lo asume con o sin conocimiento de cuánto le puede pesar hundirse en crímenes de lesa humanidad que le reservan un puesto en la Corte Penal internacional. Porque son delitos que Tarek ha asumido públicamente, (aunque después lo niegue), como por ejemplo las detenciones forzadas, recientemente ejecutadas en contra de Rocío San Miguel y cinco miembros de su familia.

Ya en un caso reciente, el del músico Canserbero, también Tarek violó la ley dirigiendo personalmente interrogatorios que en redes sociales asumió porque “es mi facultad”. Fueron grabaciones de las víctimas que finalmente fueron sentenciadas a 25 años de prisión, confesiones obtenidas bajo torturas, víctimas obligadas a leer y repetir hasta el cansancio un guion entregado por su torturador que tras cámaras dirigió la declaración a quienes expuso después en un show como los culpables de haber cometido el crimen.

Ninguna de las acusaciones de delitos gravísimos por parte de la fiscalía viene acompañada de una investigación, de evidencias serias con procedimientos científicos. Todo se reduce a un montaje impulsado por una confesión obtenida bajo tortura. A Tarek le gusta también inculpar a sus víctimas por eventos futuros y deseos probables que no ocurrieron. Ya lo saben, el fiscal del régimen despliega su maldad y su ignorancia inventando esta modalidad de delito. Lo demás es un relato mal construido. Perverso, despreciable. Una mentira que envía a seres inocentes a pudrirse en las mazmorras del régimen.

Más que amiga, soy una admiradora de Rocío San Miguel. Ella es de esas personas a las que siempre deseas conocer más. Hemos compartido en muchas ocasiones y de hecho tuve el orgullo de ser testigo en el juicio donde sólidamente ganó la demanda al gobierno chavista ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, como una de miles de víctimas de la lista Tascón. A esa instancia Rocío acudió bajo la rotunda verdad y la verticalidad que la caracteriza. Ella tenía que defender un derecho y refutar un atropello, una ilegalidad, y peleó por ello.

Rocío es una mujer de principios. Una demócrata integral que maneja con rigor sus conocimientos de seguridad y defensa los que expone con sobriedad sin importar que la mayoría discrepe de su opinión.

Los planteamientos de Rocío San Miguel son producto de un sereno y completo análisis que considera fundamentalmente qué es lo mejor para Venezuela. De esta manera, en ocasiones Rocío San Miguel ha discrepado de las líneas políticas opositoras, logrando siempre ser escuchada con interés porque sus opiniones las desarrolla sobre información sólida, respetando a quien disienta de su planteamiento.

Rocío San Miguel y Control Ciudadano, la ONG de la cual es presidente, son el registro más completo y equilibrado de Seguridad y Defensa que existe en Venezuela. La detención de Rocío San Miguel fue ordenada desde Miraflores y ejecutada por el director de contrainteligencia militar Iván Hernández Dala. DGCIM extendió privar temporalmente de su libertad a cinco miembros más de su familia en la materialización de la desaparición forzada pública más descarada en los últimos tiempos.

Después Fiscalía se encargó del show. Impúdico, despreciable.