25 Jun
Giordani sacude a Maduro
Visto 3583 veces
Valora este artículo
(3 votos)

 

Jorge Giordani no iba a dejar pasar esa afrenta. Haberse mantenido en el poder durante 15 años y considerarse el padre de Hugo Chávez -por lo tanto de su proyecto político- lo llevaron a sentirse el representante moral de este proceso en el que con cada minuto que pasa, la palabra revolución le va quedando más ridícula. Sentirse de esa manera le permitía a Giordani cometer ciertas ligerezas que no perdonan quienes ejercen el poder. Denunciar las empresas de maletín y el robo descarado de 20 millardos de dólares, no es cualquier cosa. Porque además fue una amenaza. Imagino que Rafael Ramírez y la élite del gobierno que se presume encabezan Nicolás Maduro y Cilia Flores, tomaron la decisión. Lo despidieron sin contemplación.    

 

Ya de alguna manera Giordani venía siendo maltratado. Lo cuenta él mismo al describir procesos en los que era claramente ignorado, ni qué decir lo que ocurría con sus consejos o sugerencias.  Ya también lo escribió Héctor Navarro: todo lo que proponía Giordani venía con el sello de “Diferido”.

 

Pero Giordani no se podía permitir salir por la puerta de atrás. Así que hizo lo suyo con una carta. Larga, farragosa, con el sello del rencor y con el claro objetivo de lanzar un petardo al gobierno y al liderazgo de Maduro. Con la precisión del hombre herido, direccionó la corrupción y le colocó nombres. Dejó a Nicolás como un pelele y se atribuyó ser el hombre más cercano a Hugo Chávez.

 

Tanta complejidad de conceptos y sentimientos tenía que traer sus consecuencias. En el oficialismo, claro está. Y todo esto sucede cuando es inminente la realización del tercer Congreso del Psuv. Este conflicto va a ser difícil de eludir.

 

Las bases del chavismo han comenzado a exigir. Por ejemplo, la Coordinadora Simón Bolívar solicita dejar de ser utilizada sólo como una fuerza de choque y pide tener sus representantes. Otros colectivos del 23 de Enero se sumaron a esta propuesta. Los partidos del Polo Patriótico quieren ser incorporados al debate.  Y por supuesto, están las peleas internas de vieja data. Florencio Porras, Wilmar Castro o Freddy Bernal han venido expresando molestia por designaciones a dedo de cargos importantes. Héctor Navarro insiste en levantar la bandera de Giordani. Ya son varios los que se sienten ofendidos por el maltrato al ex ministro. Y todos hablan, denuncian, acusan la grotesca corrupción y el mal uso de los recursos públicos de un pésimo gobierno

 

Esto es sin duda un sacudón para Maduro, cuando la crisis económica continúa en aumento de manera tan escandalosa como los montos de las cuentas bancarias de las cabezas de este régimen.

 

No las tiene fácil Nicolás. Muchos de su entorno esperan su derrumbe. Y como es natural, ya él no sabe en quién confiar. Diosdado le sigue asegurando ser un hombre leal y Nicolás cada día es más rehén de los radicales, los choros y los militares (muchos están en las tres categorías).

 

Las apuestas que circulan aseguran que necesariamente el Congreso del Psuv va a ser suspendido para evitar una división, o un golpe de Estado. ¿Lo permitirán las bases? Por lo pronto, María Gabriela Chávez, anunció que aceptaba ser delegada al Congreso del Psuv, en defensa de los principios que siempre le transmitió su padre. Más de uno está asustado con el asunto.