19 May
¿De qué está hecha la Fiscal?
Visto 1678 veces
Valora este artículo
(6 votos)

 

O lo hace el hampa, la estadística sigue siendo monstruosa –tan sólo el domingo pasado un menor de 15 años fue atacado a tiros en el sector La Unión en La Vega- o lo hace la represión. Igual están matando a nuestros muchachos.

 

Parece una conspiración contra el futuro. Un decreto para aniquilar sueños, una decisión maléfica que pretende aniquilar a nuestros jóvenes, así como dicen que ocurrió cuando un meteorito desapareció a los dinosaurios.

 

Pero además, el régimen les hace la vida cada vez más incómoda. Los quiere de rehenes de su voluntad, castiga sus actos creativos, aplasta iniciativas, agrede sus centros de estudios y les recorta dramáticamente los recursos.

 

Los despreciables equipos de inteligencia –apoyados en millones de dólares que son desviados hacia el espionaje en lugar de destinarse al sector salud, por ejemplo- mantienen seguimiento y amenazas directas contra nuestros jóvenes estudiantes.

 

Los grupos armados se aparecen en los salones de clases, a veces asaltan y otras se conforman con la guerra psicológica.

 

Va creciendo el número de más de tres mil detenciones contra nuestros muchachos. Continúan documentándose despreciables casos de torturas que han dejado terribles y dolorosas secuelas en cuerpos y mentes de criaturas que no llegan a 25 años. La cifra de muertos va en 43.

 

Pero según Luisa Ortega Díaz, la situación es diferente. No tengo palabras para decir lo que pasa por su cabeza, o para describir de qué pienso está hecha su alma.

 

Luisa Ortega debería recibir exactamente, porque la vida lo retribuye todo, el mismo trato que ella ha tenido la gentileza de brindarle como “justicia” a nuestros muchachos.