24 Oct
Toda Venezuela es ruta del narcotráfico II
Visto 718 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Colombia ha denunciado con contundencia la penetración de la guerrilla en Venezuela.

El Gobierno de Colombia se quedó corto al calcular que 30 por ciento de la guerrilla colombiana se encuentra en nuestro país. Fueron muy conservadores. En Venezuela hay más. Casi todos los jefes del ELN y de la disidencia de las FARC están en territorio venezolano. Y donde están los jefes, están los demás. La precisión de su ubicación la conoce el alto mando militar. No es un secreto. Por eso no hay excusas para que los guerrilleros estén dirigiendo hasta los operativos de seguridad internos. Son extranjeros que hacen vida en el país y controlan territorios. En lo personal no los veo produciendo droga, pero sí cobrando impuesto por el paso, haciendo transacciones, ayudando en seguridad, de eso no tengo duda. La guerrilla obtiene además ingresos por contrabando, extorsión y cuanto delito se les ocurra. No hay excusa para que la guerrilla esté ahora en Venezuela.

Lo que describo es del conocimiento del Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, a quien le gusta el dinero y solo le interesa estar bien en el poder. Su gracia es mantener a la Fuerza Armada corrompida al servicio de Maduro, quien a su vez está al servicio de Cuba.

Nunca se le debió permitir a la guerrilla ingresar a territorio venezolano.

Todo arrancó en el 2007, cuando comenzaron a pasarse grupos completos hacia el lado de Venezuela. Me llegaban los reportes y lo confirmé. Tengo las fotos de un poco de gente que mandé a detener.

¿Agredían a los venezolanos?

No, simplemente entraban a nuestro territorio. Eso era suficiente para generar inquietud entre los militares porque los guerrilleros se instalaban a hacer vida sin ser perturbados. En ese momento advertí al Presidente que esos hombres estaban uniformados y armados. La respuesta de Chávez fue: “Pueden resguardarse de este lado, pero no pueden estar ni uniformados ni armados”. Todo ocurrió en el marco de este proceso de liberación de rehenes donde Ramón Rodríguez Chacín aparecía como el más activo. Era evidente la intención política de generar confianza a estos grupos que liberaban algunos rehenes. Entendí que Venezuela estaba siendo ofrecido como territorio amigo para que los guerrilleros se resguardaran en el proceso de paz. Esto aumentó la tensión entre Chávez y el presidente colombiano Álvaro Uribe, que estaba muy molesto con todo eso. Después fue peor. La presencia de guerrilleros en el país se fue haciendo costumbre. A la advertencia de que se mantuvieran sin armas ni uniforme, no hicieron el menor caso.

Los militares comenzaron a ser espectadores. La guerrilla fue tomando territorios. El proceso de paz avanzó y finalizó y ellos siguieron en Venezuela. Nada justifica eso. Después de la firma no debería haber quedado un solo guerrillero en suelo venezolano.

¿Qué conoce del armamento de la guerrilla?

Tienen pistolas, fusiles, granadas de mano, no tienen armamentos especiales.

Pero se han registrado explosiones de minas antipersonales al sur del lago de Maracaibo, hacia la zona del Catatumbo.

El registro de esa mina en el Zulia es muy preocupante. Han sido sembradas por el ELN. Yo sé de dónde las sacaron: de los cubanos. Ningún país de la región debería tener minas en su poder. Eso está prohibido en tratados internacionales por lo destructivas e incontrolables que son. Puede morir cualquier inocente que no tenga relación directa con el conflicto. Y no es que quiera atribuir siempre la responsabilidad a Cuba, pero yo sé que ellos mandaron muchas minas para Venezuela. Estoy hablando del año 2015. De eso es responsable el Gobierno venezolano que las aceptó. Eso puede afectar la seguridad de Colombia y agredir a venezolanos.

¿Qué conoce de la estructura operativa actual de la guerrilla?

No voy a analizar el tema de Colombia. En tanto Venezuela, creo que nuestra FANB podría echar a los guerrilleros que permanecen en nuestro territorio, si hubiese voluntad. Ellos no tienen para resistir una fuerza militar. Están muy identificados y localizados.

Lo que sí me preocupa es lo que se ha ido constituyendo como una guerrilla venezolana: la llamada Fuerza Patriótica Bolivariana de Liberación, dedicada al narcotráfico, sicariato, secuestro, cobro de vacunas y que si bien está focalizada en los estados Apure, Táchira y Barinas, sus tentáculos nacen de un grupo político que responde a un sector militar que va controlando territorios, recluta jóvenes y se ha imbricado en la red criminal con aspiraciones de tomar el poder y desplazar a Maduro.

Nadie duda del rechazo dentro de la FANB a Maduro. ¿Sobre qué se sostiene en el poder? ¿Sobre una élite corrupta de 200 generales?

Lo sostienen los corruptos, la camarita de generales que está arriba en la cúpula. De ahí para abajo es una cascada dramática de deterioro. Sin embargo, buena parte de esa cúpula también está contra Maduro. Me atrevería asegurar que 80 por ciento de esa élite lo adversa. Tú sientas a 100 de esos generales y 80 están en contra.

¿Aún cuando se están llenando sus bolsillos?

Sí. Su posición no es perceptible, ni se expresa, porque entre ellos es casi imposible comunicarse. Saben que están vigilados. Ellos no hablan esos temas. Eso le ha ido permitiendo a Maduro tomar el control porque el tiempo ha jugado a su favor. Es Maduro bajo la orientación cubana quien coloca a oficiales en lugares claves dispuestos a corromperse, siempre y cuando le respondan a él.

Hay tendencias grupos, aliados y sectores enfrentados.

Sí, pero prefiero guardarme un rato esa información.

¿Es un plan, una decisión política ser una dictadura?

Sí. ¿Por qué crees que dicen “no volverán”? Eso no es un simple eslogan. Lo repiten porque no quieren salir de ahí, no están dispuestos a hacerlo. Y no van a permitir que los sustituyan. Esa es una decisión tomada desde hace mucho tiempo.

Maduro habla recurrentemente de conspiraciones y atentados. ¿Alguno es cierto?

A estas alturas, creo que no. Nadie debe dudar que lo de los drones fue un show del Gobierno. Una oportunidad creada para apresar a políticos incómodos y encarcelar a militares sospechosos. Eso le permite al régimen afianzar el terror. No es que yo sea experto en atentados, pero cualquiera que vaya a armar una supuesta misión como esa, planificada en Estados Unidos, entrenada en Colombia para ser ejecutada en Venezuela… ¿Sabes lo que eso amerita? ¿Los muchos recursos que significan? Según ellos, se ejecutaría en el acto aniversario de la Guardia Nacional que siempre se ha celebrado en Fuerte Tiuna. Pero en secreto, cambian de escenario. Hay que colocarse en la mente de quien planificó el atentado, que debe haber estudiado el lugar, alquilado apartamentos y vehículos. ¿Cuál es la decisión inmediata ante una modificación intempestiva del lugar? ¡Abortar! Es obvio: todo lo de los drones fue mentira.

Después está lo del 30 de abril. Creo que Maduro conocía lo que se estaba planificando, lo propició y mantuvo el control de la información. Se trata de un caso donde aparecen involucrados el ministro de la Defensa, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el director de Contrainteligencia Militar, el comandante del Ejército, el jefe del SEBIN y otros generales, ¿y Maduro no toma acciones contra ninguno? Nada, no hizo nada. La estructura de esa supuesta conspiración quedó intacta, salvo el general Cristopher Figuera, que se les escapó. Conociéndolos, pienso que ellos sabían lo que iba a suceder porque el movimiento había sido infiltrado. Cada invento de conspiración del régimen es para acabar con varios adversarios y desajustar al liderazgo político.

¿Se puede contar con una FANB aterrorizada, corrupta y desarticulada?

Mi relación con la FANB es contradictoria. Yo quisiera que en realidad Venezuela fuera otra…, cuando veo que ellos son culpables, entonces… ¿Qué pasa por la mente de esos generales que saben lo que está sufriendo el país? ¿Dónde está el general que tiene un territorio que vigilar y ve a la gente pasando hambre, sin electricidad, ni agua, ni medicinas, que conoce que los hospitales y las escuelas se están cayendo?

Pero si usted lo sabía, ¿por qué no reaccionó antes?

Yo hice hasta donde pude.

¿Cuál es el punto de quiebre para un general que está viendo una realidad frente a la cual tiene el deber de indignarse? ¿Cuál es el límite?

Ellos están viendo lo mismo que yo vi y más. Estuve en el poder hasta el 2014, cuando parecía que todavía se podía vivir en Venezuela. Maduro aceleró la miseria en el país.

¿Qué manera imagina para sacar a Maduro del poder?

Puede ser sin derramamiento de sangre. Lo que no creo es que salga a través de una negociación. Todo lo que está haciendo es para quedarse. Engaña al país, a la comunidad internacional, inventa falsos diálogos y estimula la migración. Quiere que la gente se vaya del país.

 

El férreo control cubano

Una sospecha todavía trabaja para esclarecer el general Hugo Carvajal: la manipulación ejercida por los cubanos sobre Hugo Chávez durante su enfermedad, hasta dirigir su muerte. En ese proceso, el presidente habría perdido el control, mientras los Castro modelaban al deseado sustituto, Nicolás Maduro, preparado desde su temprana juventud en la isla, sin soñar el poder que ejercería en Venezuela.

“A Chávez no le convencía Maduro. Desde 2005 ordenó investigar su condición de colombiano”, recuerda el general.

Continúa:

-Cuba es la génesis de la crisis venezolana. Si no atacas a Cuba como problema fundamental, no va a cambiar el sistema. A partir de 2002, Chávez fue cediendo espacio a los Castro. Se sentía acorralado después del 11 de abril. Yo no veía claramente lo que sucedía, pero seguía y respetaba a Chávez. Además, en ese momento no había emergencia económica. El desastre se desató con Maduro quien es un títere de esa dictadura. Ha costado para que la gente se convenza de eso.

La penetración de los cubanos en el país, es indiscutible. Las instituciones están tomadas por ellos, desde arriba hasta abajo.

Arriba, comenzando por la Presidencia de la República y la Fuerza Armada, por supuesto. En el Ministerio de la Defensa, el comedor para los militares cubanos es de 150 personas y hay dos turnos. Solo allí hay más de 300 hombres. Al principio manejaron la excusa de reorganizar las unidades militares. ¿Y ahora? Vigilan. Escrutan la actividad de los oficiales, averiguan con quién se reúnen, qué dicen y qué no dicen. Todo. Tienen acceso a información secreta militar. Eso que era sagrado.

Destaco el mayor de los peligros de los cubanos: ellos elaboran la estrategia política y comunicacional. Siembran matrices de opinión, en eso son expertos. El G2 cubano opera con el chisme de puerta a puerta. Han perfeccionado esa técnica y lo hacen muy bien. Y tienen ese gentío viendo, escuchando e informando. El espionaje es rudo. La parte informática la manejan los rusos.

Los ministros del Gobierno -incluido el alto mando militar- aceptan al cubano designado que con su equipo tiene acceso a toda la información. Entran como expertos, saben por dónde meterse y de ahí controlan hacia abajo. Penetran la estructura. Hablan como consultores, diseñan un plan, lo debaten y cuando te das cuenta ya están adentro mandando, decidiendo. Además, se apoderan de las roscas, hacen negocios porque son corruptos.

Los cubanos le dictan a Maduro los lineamientos de la política represiva. Deciden qué hay que hacer antes de cualquier protesta. Ordenan tomar previsiones porque saben cuándo la gente va a manifestar. Dirigen el ataque, mandan a matar. Nadie debe dudar que lo de los cubanos es un control férreo, implacable.

Los cubanos también se han encargado de dirigir y entrenar la ejecución de torturas. Es tan decisivo el poder de los cubanos que ha sucedido algo impensable para mí: que oficiales venezolanos torturen a sus compañeros militares. Muchos de los ahora torturadores venezolanos han recibido entrenamiento en Cuba. Es evidente que los oficiales que han ingresado recientemente bajo el mando de Nicolás Maduro a la Dirección de Contrainteligencia Militar, entraron con esa directriz, la de violar los derechos humanos.