Amigos

No sé si alguien pueda entender sobre el abuso sin antes haber sido parte de el. Yo crecí entre ventanas rotas, entre piedras que entraban a mi casa, entre paredes rayadas con cosas sobre mí porque un grupo de personas se sintieron atacados por mis diferencias, y de ese modo se sintieron con derecho a atacar también. Pero la verdad es que yo no estaba atacando a nadie. Yo aprendí a correr mientras me perseguían. No sé si alguien pueda entender del abuso sin haber sido parte de el, ¿Alguna vez te amarraron a un poste y te prendieron fuegos artificiales en los pies? A mí sí. Años después ese mismo sujeto acabó dándole un disparo en la cabeza a otro, y claro que me he preguntado, si en caso de no irme de aquel lugar, si esa cabeza hubiera sido la mía. 

Estas chicas Kardashian sí que saben manejarse en el mundo del show business. Utilizan las redes sociales para cuanto acontecimiento les sucede en su vida privada (bueno, ni tan privada).

 

Hay que saber diferenciar entre el mitómano y el mentiroso. La mitomanía es un trastorno psicológico, en el que se miente de manera compulsiva sin consciencia de ello, ya que el mitómano se crea una fantasía deformando la realidad. El mentiroso en cambio, usa la mentira como hábito, como una forma de relacionarse con los demás, busca manipular, agradar, ser aceptado o minimizar las consecuencias de sus actos.

 

 

 

  • El vinagre natural de manzana, elimina bacterias que producen el mal aliento. También  ayuda a desinflamar las encías y la garganta. A un vaso de agua tibia agrégale una cucharadita de vinagre de manzana y enjuague. Verás los resultados.