08 Apr
Raimundo Acosta, el psicópata asesino
Visto 6862 veces
Valora este artículo
(12 votos)

 

A Sebastián lo conocí cuando ya estaba encarnando a Raimundo Acosta. Yo de Sebastián Ligarde sabía por el seguimiento a las grabaciones en los estudios de Venevision Productions donde se realizaba “Demente Criminal” la teleserie inspirada en mi libro “Sangre en el diván” y que actualmente el canal Univision transmite en Puerto Rico.


Raimundo Acosta es el nombre con el que “Demente Criminal” identificó a Edmundo Chirinos.


En nuestro primer encuentro Sebastián se mostró ansioso de conocer más del personaje real. Había leído varias veces “Sangre en el diván” y quería la historia de la trastienda.


Sebastián contaba lo mucho que se había sorprendido cuando lo llamaron para decirle que había sido seleccionado para interpretar a Raimundo Acosta. Llegó a decir a la emisora del mensaje, que se había equivocado de Sebastián y que seguramente su objetivo había sido llamar a otro actor, más guapo, más joven y más galán. Pero los ejecutivos de Univision no querían un galán. Buscaban un villano, un malvado pues. Y vaya si Sebastián lo había sido.


Con sus 61 años, el actor de origen mexicano Sebastián Ligarde acumulaba numerosas experiencias en telenovelas con variedad de éxitos. En los últimos tiempos se había acercado más al teatro, comenzando a evadir encasillarse como actor. Y está desarrollando una hermosa pasión: la docencia. También había hecho cine; muchísimos y diversos papeles.. todos seres de ficción. Así que interpretar a un asesino de la vida real lo asumió como un reto extraordinario.


Sebastián quería salir de su zona de confort. Y lo hizo.

 

En “Demente Criminal” el eje central, además de Sebastián Ligarde recae sobre Lorena Rojas, querida actriz mexicana recientemente fallecida. Fue la última actuación de Lorena quien interpreta a Ana Teresa, la mamá de Roxana la joven asesinada por Edmundo Chirinos.


Los adaptadores de “Sangre en el diván” habían decidido que el personaje de Ana Teresa tenía mucha fuerza en mi libro y que eso debía trasladarse a un papel protagónico. Me parecía lógico. Siempre he mantenido que la lucha de Ana Teresa había sido de David contra Goliat, y que como David ella había vencido, por decirlo de alguna manera, porque ningún ser humano se puede sentir vencedor luego de perder un hijo.

 

Lo cierto es que Sebastián y Lorena son los protagonistas de “Demente Criminal”. Espero que mis amigos de Puerto Rico no se despeguen de ese televisor todos los días a las 10 de la noche.


Y claro, también quiero que compren el libro. Se llama “Demente Criminal” como la teleserie y tiene a Sebastián en la portada.