11 Jun
El gobierno se burló
Visto 1091 veces
Valora este artículo
(2 votos)

 

 

Como si no hubiese sido suficiente la trompetilla con la que respondió el  régimen a la solicitud de la Ley de Amnistía por parte de la MUD en la mesa de diálogo, ahora el Tribunal Supremo de Justicia ha decidido extender indefinidamente el período de los rectores del CNE. Período que hace rato está vencido.

 

Casi desde el mismo momento que se instaló la mesa de diálogo, el gobierno no ha hecho más que burlarse. Pareciera que la convocatoria formó parte de una acción planificada para dividir a la oposición y ciertamente para enfriar la calle. ¿Lo logró? De alguna manera, sí.

 

Para la MUD, romper el bloqueo informativo ya era un punto a favor. Una vez anotado, el gobierno decidió no ceder a ninguna de las solicitudes planteadas, y al contrario, de manera descarada estimuló acciones opuestas y procuró desprestigiar a los representantes que acudieron a Miraflores con la información de que habían ido a solicitar cargos.

 

La propuesta de la Ley de Amnistía la patearon desde el mismo momento que Maduro informó que no habría perdón para nadie y mucho menos para el comisario Iván Simonovis, cuya agonía no supera el costo político que podría significar su liberación ante los radicales.

 

Pero Simonovis no era suficiente. En seguidilla los jueces oficialistas decidieron llevar a juicio  a Leopoldo López encarcelado junto a los estudiantes Marco Coello (cumplió 18 años de edad en prisión) y Cristhian Holdack.

 

120 jóvenes, entre ellos Sairam Rivas de la Universidad Central de Venezuela, siguen presos. La cifra de torturados no deja dolorosamente de crecer, y la represión se pasea cómoda por pura maldad. Los alcaldes Enzo Scarano y Daniel Ceballos también seguirán en Ramo Verde.

 

Obvio, todo este cuadro deja mal puesta a la Mesa de la Unidad Democrática a la que le será muy difícil recuperar su credibilidad. Es posible que sea el momento de borrón y cuenta nueva, antes de que haga aguas con una fractura que ya se divisa.