16 Apr
"Siempre el cine"
Escrito por Jesús Arturo Romero |
Visto 704 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(1 Voto)

Hace poco conversaba con una amiga sobre un film que la va a poner horriblemente paranoica y quiero dedicar mi primer post en este blog a eso. Pero más aún, quiero aprovechar esta primogénita columna a hablar de lo que va a ser este espacio.


¿Y de qué va a ser? ¡pues de cine! Dedicaremos esta columna a conversar... o bueno, ok... a disertar, razonar, discurrir, argumentar sobre cine. Y claro, a criticar, en el sentido artístico de la expresión. ¡Pero hey! Relax porque lo último que pretendo ser es un cliché televisivo de crítico de cine, comenzando porque no soy crítico de cine y entre otras razones porque lo último que quiero hacer es un tipo aburrido hablando de intensidades. Al contrario, mi intención es entretener y exponer mi visión de lo que sucede en una industria que como ninguna otra mezcla arte y diversión en formas inimaginables. Porque no me vengan a decir que porque una película sea divertida, entretenida, interesante deja de ser arte. Claro, unas en mayor o menor nivel, pero a fin de cuentas es una forma de expresión absolutamente valorable y siempre será el séptimo arte.


En fin, hablaremos de eso. Pero para no ponerme aburrido ni repetitivo avanzo con lo que nos atañe, nuestra primera crítica, disertación o habladera de p... Se trata de Still Alice, una película que podría parecer diseñada para que una actriz como Julianne Moore se gane el Oscar, pero es en realidad mucho más que eso. Y bueno, también Mrs Moore se ganó mucho más que eso, prácticamente todos los galardones importantes de la temporada 2015.


El film está ahora en la cartelera venezolana y es una excelente opción para ir a ver algo con contenido, intención y su carga dramática bien acertada. Julianne Moore (Crazy, Stupid, Love; Childen of Men) encarna a una muy exitosa profesora de lingüista, reconocida mundialmente en su área, académica sobresaliente, madre dedicada, esposa amada; que repentinamente comienza a tener síntomas de Alzheimer. Imagínate estar trotando un día en el Parque del Este, pararte frente a la Carabe... perdón, no me acostumbro... frente al Leander y literalmente olvidar dónde estás, cómo llegaste allí, cómo regresar a casa. Pues algo parecido es lo que lleva a Alice al médico quien tras una serie de pruebas le diagnostica Alzheimer temprano (tranquilos, no les estoy dando ningún spoiler ni pienso hacerlo). Allí comienza la admirable lucha de Alice por sobreponerse a la enfermedad y la obra va llevando al expectador por una ruta de síntomas con los que muchas personas podrían identificarse. De hecho un amigo amante del cine y especialista en el tema siempre comenta que buena parte del éxito de la película radica en el terror que sienten los expectadores al comenzar a pensar que ellos podrían estar pasando por la misma situación de la protagonista, porque a todos se nos olvidan las cosas, a todos se nos olvida por qué abrimos la nevera, a quién íbamos a llamar y debo admitir que en mi caso también se me olvida para qué fui a ciertos lugares.


Complementando la historia de Alice está la de su familia, quienes deben convivir con su amada matriarca mientras va perdiendo facultades. ¿Cómo lo abordan las hijas? ¿qué sacrifica su esposo? Alec Baldwin interpreta a el exitoso esposo de Alice, un investigador que busca curas revolucionarias de enfermedades incurables pero... ¿Debe él cancelar sus investigaciones y dedicarse a su esposa? ¿o debe dedicarse a sus investigaciones y olvidarse de su esposa? Lo único cierto acá es que lo quiera o no, será su esposa la que se olvide de él.

 

Junto a Baldwin y Moore están Kristen Stewart (Twilight), cuyo registro actoral luce sorprendentemente apropiado para la peli y Kate Bosworth (Blue Crush, Superman Returns) como la hermana sifrina de la familia.


No esperen una película inspiradora o un teleplay para llorar y llorar hasta la muerte del protagonista o hasta que un milagro divino le devuelva la memoria. Still Alice es una historia verosímil y lineal que muestra lo que una profesional hace para aferrarse a la escasa nítidez que queda dentro del borroso vacío en el que se va convirtiendo su mente.


No es una película para un viernes antes de unos tragos, pero sí para una cita madura e interesante. Si no tienen ganas de Cenicienta ni de Rápidos y Furiosos 7, ésta es una buena opción. Espero les parezca interesante.

 

Síganme en twitter por @jesusarturo y déjenme saber sus opiniones, ci vediamo dopo!

 

Poster del film
Trailer