Más en esta categoría: « Emmy 2014 Sin el Capitán »
09 Sep
Entre “la ciudad de la furia” y Hollywood
Escrito por Lizbeth Pacheco |
Visto 714 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

El músico argentino Gustavo Cerati falleció en Buenos Aires tras permanecer cuatro años en coma.

 

Cerati, de 55 años, había sufrido un accidente cerebrovascular el 15 de mayo de 2010 y se desmayó después de un concierto que brindó en el campo de fútbol de la Universidad Simón Bolívar, en Caracas.

 

Cerati lideró entre 1982 y 1997 la icónica banda Soda Stereo, uno de los grupos de música más populares de Argentina y América Latina. Soda Stereo se separó en 1997 por diferencias creativas y personales, aunque se reunió en 2007 para una última gira de despedida.

 

Canciones como "Persiana americana", "Cuando pase el temblor", "Música ligera" y "La ciudad de la furia" se convirtieron en verdaderos himnos de toda una generación.

 

Entre sus influencias, Cerati reconocía el trabajo de las bandas británicas The Police, Queen y The Cure.


Tras la separación de la banda que conformaba con Héctor 'Zeta' Bosio y Charly Alberti, Cerati lanzó su carrera como solista.



Para varias generaciones de latinoamericanos Cerati siempre será uno de los grandes del rock en español. Además, el artista dejó una marca entre sus colegas de todo el continente.

 

Cerati fue enterrado en el panteón de los músicos del cementerio de Chacarita (oeste de Buenos Aires), tras una breve ceremonia religiosa, mientras miles de personas lo acompañaban desde el exterior.


Al paso del cortejo, los seguidores aplaudieron, tiraron pétalos de rosa y homenajearon al artista cantando sus temas más conocidos.


“La ciudad de la furia” y el mundo, lo extrañará.

 

 

Adiós a Joan Rivers

 

 

 

La presentadora y humorista, que falleció el pasado jueves, escribió en 2012 que quería que su funeral fuera "un evento a la altura del mundo del espectáculo".

 

Rivers fue pionera entre los comediantes, en especial entre las mujeres. La rubia de voz áspera con marcado acento neoyorquino fue presentadora de un programa televisivo de entrevistas, actriz, crítica de moda y vendedora de una línea de joyería.

 

La comediante fue hospitalizada el 28 de agosto cuando sufrió un ataque cardiaco durante una revisión de rutina en un consultorio. El departamento de salud del estado de Nueva York investiga las circunstancias del fallecimiento.

 

En su libro, Rivers dijo en broma que sería aburrida una muerte de causas naturales.

 

Su funeral contó con la presencia de miles de aficionados, quienes  llegaron hasta las aceras del Tempo Emanu-El, en Nueva York, para darle su último adiós.

 

La única hija de Rivers, Melissa, dio un discurso emotivo en el que agradeció a todos aquellos que la han apoyado en estos difíciles momentos.

 

"Ella era la mejor amiga en el mundo, una hermana, una tía loca en un bar (...) Ella luchó contra el estereotipo de que las mujeres no podían ser divertidas", mencionó su amigo el locutor Howard Stern.

 

Al funeral asistieron Whoopi Goldberg, Sarah Jessica Parker, Rosie O'Donnell, Donald Trump, Joy Behar, Michael Kors, Alan Cumming, Barbara Walters, el doctor OZ, Carolina Herrera entre otras personalidades.

 

El cierre de la ceremonia estuvo a cargo del actor Hugh Jackman, quien  cantó el tema Quiet Please, There's a Lady on Stage, de Peter Allen. Inmediatamente después, una banda de gaiteros interpretó el clásico New York, New York, canción con la que los invitados abandonaron el templo.

 

Los Joan rangers, la recibirán en el cielo. Descanse en paz.