18 Jun
Lo importante de dormir bien
Escrito por Mary de Pacheco |
Visto 599 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

 

  • Si quieren conservar su salud y verse estupendamente, nunca sacrifiquen sueño por gusto. Y si padecen de insomnio (querer dormir pero no poder) prueben tomándose un vaso de leche caliente agregándole una cucharada de miel para que sea más eficaz. Tendrán dulces sueños.

 

  • Para las infecciones urinarias que son más comunes en nosotras las mujeres que en los hombres, está comprobado que tomar jugo de arándano ayuda una barbaridad porque impide a las bacterias pegarse a las paredes del tracto urinario, lo que hace más fácil eliminarlas en la orina.

 

 

 

 

  • Un hogar limpio y acogedor nos ayuda a tener una vida más satisfactoria. Para mantener un ambiente agradable en nuestra casa, mucha luz y aire fresco, son fundamentales. Abran las cortinas y las ventanas cada vez que tengan una oportunidad. Pongan rosas o flores frescas en los floreros para perfumar las habitaciones. Mantengan macetas con plantas vivas. Usen colores claros para la decoración.

 

  • No sé ustedes, pero si hay algo que me desagradan son las cucarachas. Son los insectos más antihigiénicos y hay que combatirlos como sea. Hagan una masa de ácido bórico con migas de pan y póngalo en los lugares donde tienen problemas de cucarachas. Es un veneno muy bueno pero deben tener cuidado que las mascotas y los niños que no se lo vayan a comer.

 

 

 

 

  • Codos más suaves. Partan un limón por la mitad y exprímanlo. De esta manera, el limón sin el jugo, pueden frotarlo en los codos por lo menos dos veces por semana, y verán como poco a poco sus codos estarán más suaves. Háganlo antes de bañarse, pues recuerden que el limón con el sol, puede manchar la piel.

 

  • Si suavizamos ya los codos, no se olviden de las manos, aquí le dejo una sencilla receta:

 

Ingredientes

Medio litro de agua caliente

80 gramos de sal marina

Unas gotas de aceite de almendras dulces

Pasos a seguir

1-   Echa en un recipiente medio litro de agua caliente y 80 gramos de sal marina.

2-   Sumergirlas manos en el interior del agua.

3-   Deja que reposen durante 10 minutos.

4-   Finalmente, froten las manos con aceite de almendras dulces hasta que se absorba por completo. Verán cómo las manos se pondrán muy tersas, y ¡adiós resequedad!