14 May
¡Ay, se me quemó la plancha!
Escrito por Mary de Pacheco |
Visto 724 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(0 votos)

 

Esto ocurre con mucha frecuencia porque la superficie quemada de la plancha puede dañar la ropa. Pues para arreglar este problema se pueden cumplir estos pasos.

 

En primer lugar, se debe calentar en una ollita un cuarto de tasa con vinagre y dejarlo hervir. Le agregan una medida de sal y la mezclan bien. Quedará una pasta húmeda que van a regar sobre la superficie de la plancha con una esponja de lavar los platos, húmeda, bien escurrida de agua. La pasta debe cubrir completamente el área quemada. La dejan actuar 10 minutos. Pasado el tiempo deben fregar bien con la esponja, insistiendo especialmente en las zonas quemadas, que se deberán haber ablandado.

 

Para finalizar, limpian la plancha hasta eliminar los restos de la pasta con un trapo humedecido en vinagre. ¡La plancha quedará como nueva!

 

Un rico olor en el hogar

 

 

Para que sus habitaciones siempre estén perfumadas, sería bueno rociar los focos de las lámparas con un poco de su perfume favorito y verán que cuando lo enciendan olerá muy bien por el efecto del calor.

 

Guardar zarcillos pequeños

 

 

Para evitar que mis hijas discutieran por zarcillos pequeños extraviados o sin pareja, encontré un truco: guárdenlos introduciendo cada uno de ellos en un agujero de un botón grande. De esta manera los tendrás siempre localizables y ordenados.

 

Cómo madurar aguacates

 

 A mí me encanta el aguacate, espero que a ustedes también. Si necesitan aguacates y aún no están maduros utilicen este truco para que maduren más rápido:

 

Colóquenlos en una bolsa de plástico. Quiten todo el aire que tenga la bolsa y ciérrenla con un nudo o con uno de esos ganchitos mágicos. Dejen la bolsa en un cuarto en el que no haga ni mucho frío ni mucha calor. Al día siguiente el aguacate estará en su punto y ya lo podrán disfrutar.

 

A respirar aire puro

 

  

 

Con este ritmo de vida que llevamos, donde la angustia y el estrés agobian, nada mejor que salir y respirar aire puro para limpiarnos de energía negativa y preocupaciones, y llenarnos de serenidad y paz interior.

 

Existen muchos tipos de presiones diferentes que a veces nos echamos sobre la espalda sin darnos cuenta. Es importante liberar toda esa carga a tiempo por pura salud emocional y bienestar. El cuerpo necesita descanso, se lo podemos suministrar acudiendo a un parque o a nuestro cerro Ávila. Es un pequeño esfuerzo que les brindará  inmensas retribuciones.