24 Apr
De luto
Escrito por Lizbeth Pacheco |
Visto 1399 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(0 votos)

 

Gran impacto causó la noticia relacionada con la muerte de esa gran actriz venezolana Mayra Alejandra Rodriguez Lezama, quien protagonizó numerosas telenovelas, participó en varias películas y en obras de teatro. Mayra Alejandra falleció a raíz del cáncer con el cual venia luchando desde hace varias años.


La actriz, hija del fallecido comediante Charles Barry, de la escritora Ligia Lezama y hermana del también comediante Juan Carlos Barry, comenzó su carrera en la pantalla chica a los 17 años, interpretando a una trabajadora del hogar.


Su primer papel protagónico fue en 1976, cuando interpretó al personaje que se llamó como la novela. ‘Angélica’. Su coprotagonista fue ‘El Puma’ José Luis Rodríguez. Desde ese entonces su carrera no paró durante muchos años pues siguió interpretando papeles, en compañía de actores de la talla de Jean Carlo Simancas, Raúl Amundaray, Renato Gutiérrez, Miguel Ángel Landa y Carlos Olivier.

 

Muchos fueron los exitosos proyectos que hicieron famosa a la actriz Mayra Alejandra, pero su rol en la telenovela “Leonela” fue uno de los más destacados, tanto, que aún es referido por distintas generaciones.

 

Hablar de “Leonela”, es recordar de Mayra Alejandra y al también fallecido Carlos Olivier. A la telenovela hay que sumarle el éxito de su tema musical “Ladrón de tu amor”, interpretada por nuestro Gualberto Ibarreto.


Mayra Alejandra era madre de Aarón Salvador, fruto de su relación con el actor mexicano Salvador Pineda


Ella se fue alejando del mundo de las artes escénicas. Una de sus últimas novelas fue ‘Harina de otro costal’ en 2010, donde interpretó al personaje de ‘Carmencita’. De allí en adelante, la actriz comenzó a padecer de cáncer.

 

Los restos de la actriz fueron velados en el Cementerio del Este, ubicado en La Guairita. Allí, distintos artistas venezolanos se acercaron para dar su último adiós a la actriz.

 

Rosario Prieto resaltó que la estrella “no está muerta porque los artistas somos inmortales (….) nuestra imagen quedará grabada para siempre. Para ella fue muy difícil la partida (…) por lo que deja”.

 

Por su parte, Nohelí Arteaga expresó su “admiración y respeto” por Mayra Alejandra. “Fuiste extraordinaria madre, hija y amiga”, comentó.

 

Gisvel Ascanio resaltó que la actriz le “dio un testimonio de fe, de fortaleza y esperanza”.

 

Raquel Castaño recordó a Mayra Alejandra como “encantadora, muy disciplinada en su trabajo, echadora de broma y muy dulce”.

 

El actor Jean Carlos Simancas expresó sus condolencias tras enterarse de la muerte de la actriz. “Es muy conmovedor. Para nosotros es doloroso se nos vienen encima muchas cosas juntas; estamos con el corazón comprimido”, manifestó.

 

Y se nos murió Cheo

 

 

A las 4:13 de la madrugada de este jueves 17, el impacto contra un poste silenció para siempre la voz de Cheo Feliciano. El  ex integrante de la orquesta de salsa Las Estrellas de la Fania perdió el control de su vehículo al estrellarse contra un poste de cemento a escasos metros de su casa, cuando regresaba de un casino que frecuentaba en la capital.  

 

“A las 4:40 de la mañana me desperté y Cheo no había llegado y vi en las noticias que Cheo tuvo un accidente”, relató la viuda, Socorro Prieto, -conocida como Cocó- en declaraciones a la prensa, en las que reconoció que su marido solía conducir sin cinturón de seguridad.   

 

Feliciano, quien siempre tenía en la boca su característico grito ¡Familia!, también participo de la orquesta de Joe Cuba, con quien grabo 17 producciones, en las cuales recordamos “A las seis” y “El ratón”. Los temas de su álbum “Cheo” fueron escritos por el boricua Tite Curet Alonso, del que nacieron temas como “Anacaona”. Feliciano saco además varios discos tanto de salsa “gorda” como romántica, entre ellos, “Cheo Feliciano y la Rondalla Venezolana”.

 

Cheo, el bolero, la salsa, el Caribe, te extrañarán. Descansa en paz.

 

  

El Gabo nos dejó en Macondo

 

 

Premio Nobel de Literatura considerado uno de los escritores más populares y leídos de habla hispana, tenía 87 años; falleció en la ciudad de México, donde vivía desde hacía más de tres décadas. El también periodista colombiano vivió sus últimos años retirado de la vida pública y en sus escasas apariciones prefirió no hacer declaraciones a la prensa. Sus novelas más conocidas: Cien años de soledad (1967), El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), El general en su laberinto (1989), entre otros.

 

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, uno de los primeros en confirmar oficialmente el fallecimiento del autor, decretó  tres días de luto.



La muerte de García Márquez ha generado, como se esperaba, una ola de reacciones de autoridades políticas, amigos y representantes de la cultura, en las que se han recordado sus obras y el legado que deja a la lengua castellana.

 

El mundo de las letras y del periodismo llora hoy la pérdida de uno de sus maestros.

 

Recordaremos al Gabo con estas frases:

“En la carrera en que andan los periodistas debe haber un minuto de silencio para reflexionar sobre la enorme responsabilidad que tienen”.

 

“Es más fácil atrapar un conejo que a un lector”.

 

Hasta siempre Gabriel García Márquez. Remedios la bella te espera en el cielo.