20 Dec
Ehire Adrianza: “Paciencia y dedicación”
Escrito por Daniel Álvarez |
Visto 1050 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Ehire Adrianza es el venezolano número 300 en llegar a las Grandes Ligas. El joven de Guarenas se estrenó con los Gigantes de San Francisco este 2013, en una temporada no muy buena para los campeones de 2012 pero sí muy especial para él.

Con Ehire conversamos.

 

-Fuiste el venezolano 300, y se dice fácil, pero sin duda, es algo muy redondo. ¿Qué nos puedes decir de eso?

-Es un sueño que tenía desde pequeño, mi papá me llevaba a las prácticas y yo le decía que algún día tenía que jugar ahí.

 

-Llegar a un equipo de los Gigantes con Buster Posey, Hunter Pence, Pablo Sandoval, Brandon Belt, Matt Cain, Tim Lincencum, Barry Zito, entre otros. ¿Cómo fue encontrarse con esos “caballos”?  ¿Cómo te recibieron? ¿Cómo fue el mánager Bruce Bochy contigo?

-A la mayoría los conocía. Había tenido relación con ellos antes ya que había sido invitado a Spring Training. Me había propuesto que este era el año que tenía que subir. Los venezolanos me recibieron muy bien y de verdad estoy agradecido con ellos.

 

-¿Qué podemos esperar de Ehire Adrianza para 2014?

-Seguir trabajando duro. Voy a volver a Estados Unidos para hacer el trabajo de pesas para llegar bien a los entrenamientos y mantenerme en el roster de 25.

 

-¿Qué fue lo más difícil en las ligas menores?

-Los primeros años. Luego me fui adaptando a todo.

 

-¿Cómo fue llegar y encontrarse con tantos venezolanos?

-Una satisfacción bastante grande, mucha alegría. Me habían dicho que era un récord tener a tantos venezolanos en un equipo. Compartir con gente de tu país es bastante bueno. Marco Scutaro me aconsejó mucho con la parte del bateo y también Pablo Sandoval. Todos fueron mis amigos.

 

-Ehire, jugaste un partido en el Yankee Stadium, que no sólo es un escenario muy especial por lo que representa ese lugar, sino porque era el día del homenaje a Mariano Rivera. Y a Andy Pettite le aguaste la fiesta con un jonrón que rompió un No Hit – No Run. Me imagino que la alegría y la satisfacción fue muy grande, pero: ¿Cómo fue ese día, entre los turnos y luego enfrentar a Mariano Rivera?

-Cuando llegué al estadio me sorprendí. Todos estaban sacando las cámaras, los teléfonos, Ipad, etc., grabando el momento. Al principio estaba nervioso, era el Yankee Stadium, 45.000 personas, Mariano Rivera homenajeado, pero Pablo Sandoval antes del juego me dijo que me quedara tranquilo y que todo iba a salir muy bien y eso me hizo salir más relajado al primer turno. Nunca había enfrentado a Andy Pettite. El primer turno fue difícil, me lanzaba cutter tras cutter y cutter y me logró dominar; luego en el siguiente turno estaba en cuenta de 2-1 y me lanzó otro cutter. Hice el swing rápido y salió ese jonrón. Luego en mi último turno contra Mariano, sí fue distinto. Me lanzó el primer pitcheo -que para serte sincero ni lo ví- y luego me ponchó.

 

-¿Puedes enviar un mensaje para la afición venezolana –en especial la de Tiburones- y otro para los jóvenes peloteros que están buscando cumplir su sueño?

-A los chamos le digo que tienen que tener dedicación, esfuerzo, no dejar de ir a una práctica aun cuando te sientas cansado o tengas un dolor que no sea tan fuerte, que puedas controlar. Yo desde que tenía 5 años iba con mi papá a las prácticas. Hay que tener paciencia y dedicación. Nadie te puede decir que no lo puedes hacer. La única persona que tiene esa decisión eres tú.

En tanto Los Tiburones: Sigan apoyando al equipo, confíen en ellos que van llegar lejos y ¿por qué no? a una final como hace dos años.

 

Ehire Adrianza no sólo ha demostrado su calidad como pelotero sino también como persona. Agradezco mucho su tiempo y le deseo lo mejor en su carrera como pelotero. Es muy joven y le queda mucho por aprender y demostrar.