16 Dec
Niño lindo, pino lindo
Escrito por Mary de Pacheco |
Visto 759 veces Publicado en Amigos
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

  • Cuando ya tengamos toda la estructura del pesebre armado tenemos que pasar a ubicar las imágenes que según la tradición van en el siguiente orden: Los primeros días se colocan a José, María, el burro, el buey, las ovejas y los pastores. El 24 de diciembre le toca a la imagen del Niño Jesús y el 6 de febrero la de los Tres Reyes Magos: Baltasar, Gaspar y Melchor, ya que es la fecha en que llegaron al lugar donde nació Jesús. Recuerden que en un hogar venezolano no debe faltar un pesebre en Navidad, si va con sus creencias.

 

 

 

  • Si les gusta un pino natural, no olviden colocarlo en un sitio de la casa donde no le pegue el sol. Eviten ubicarlo en un lugar de paso, puesto que por un descuido podría ser tropezado y caerse. Eviten que los adornos que le coloquen, sean pesados. Así prevenimos que ciertas ramas se doblen. Y no olviden que debe estar fresco.Hay que tratar de enfriarlo constantemente con agua y así permanecerá verde durante todo diciembre.

 

 

 

  • Apaguen las luces al salir de las habitaciones, moderen los termostatos a baja temperatura, reduzcan el consumo de agua y compren electrodomésticos de gran eficiencia energética. Ahorrarán dinero y ayudarán al planeta. Falta que le hace. 

 

 

 

  • Si queremos eliminar fuertes olores producto de freír alimentos en la cocina, se debe introducir en el aceite caliente antes de que hierva, un manojo de perejil, lo cual reducirá el olor.

 

 

 

  • Si algo nos distingue como venezolanos es la gastronomía navideña. Junto con los ritmos musicales decembrinos, gaitas, parrandas y aguinaldos, nuestra comida nos une como pueblo. Solo me queda desearles que pasen una Feliz Navidad. Y agradecerles ese gesto solidario que tuvieron con Ibéyise, al ofrecerle a través del twitter desde muchas partes del mundo y de Venezuela, la leche condensada, ingrediente indispensable para realizar mi ponche crema, y que tristemente ha desaparecido de los anaqueles, al igual que otros productos. Ese ponche crema ha pasado por muchas generaciones en mi familia y les aseguro que lo hago con mucho amor, e incluso algunos me insisten en me queda muy rico.